Buscar Contenido
de la Salud
Ir
Enfermedades y afecciones

Trastornos Digestivos y Hepáticos

Enterocolitis necrotizante

¿Qué es la enterocolitis necrotizante?

La enterocolitis necrotizante (ECN) es una enfermedad intestinal grave en los bebés recién nacidos. Se produce cuando el tejido del colon (el intestino grueso) se inflama. Esa inflamación daña y, en ocasiones, mata el tejido del colon.

Cualquier recién nacido puede tener ECN, pero es más común en los bebés prematuros. También puede observarse en una pequeña cantidad de recién nacidos que están en las unidades de cuidados intensivos. La ECN es más común en los bebés que pesan menos de 3 libras y 4 onzas (1,500 gramos).

¿Cuál es la causa de la enterocolitis necrotizante?

Los médicos no conocen cuáles son las causas de la ECN. Puede suceder si no llegan suficiente sangre y oxígeno a los tejidos del intestino. Luego, cuando la comida ingresa en la zona debilitada, las bacterias de la comida pueden dañar esos tejidos delicados. Esto puede hacer que los tejidos se dañen gravemente y mueran. Si esto sucede, se forma un orificio en el intestino, lo que puede provocar una infección grave en el abdomen del bebé.

¿A quién afecta la enterocolitis necrotizante?

  • El cuerpo de un bebé prematuro es más pequeño y más débil. Por lo tanto, puede tener dificultades con la circulación sanguínea y el oxígeno, la digestión y las defensas contra las infecciones. Eso aumenta sus probabilidades de tener ECN.

  • Los bebés con mayor riesgo, especialmente los bebés prematuros, que toman leche por la boca o por sonda tienen más probabilidades de desarrollar una ECN. La ECN es mucho menos común en bebés que son alimentados con leche materna y es poco frecuente en bebés que aún no han recibido alimentación.

  • Los bebés que tuvieron un parto difícil o con niveles disminuidos de oxígeno corren más riesgo de desarrollar una ECN. Cuando hay muy poco oxígeno, el cuerpo envía la mayor parte del oxígeno y de la sangre hacia el cerebro y la cabeza primero y no tanto al tracto intestinal. Esto puede provocar una disminución de oxígeno en la sangre que llega al colon.

  • Los bebés con escasa cantidad de glóbulos rojos presentan mayor riesgo de desarrollar una ECN.

  • Los bebés con infecciones en el intestino también tienen más probabilidades de tener una ECN.

¿Por qué la enterocolitis necrotizante es una preocupación?

El daño a los tejidos intestinales puede llevar a la perforación (orificio) en los intestinos. Esto permite que la bacteria normalmente presente en el tracto intestinal se filtre hacia el abdomen y cause una infección. El daño puede darse solo en una zona pequeña o puede expandirse a zonas mayores del intestino. La enfermedad puede progresar muy rápidamente. Una infección en los intestinos puede ser abrumadora para un bebé, e incluso con el tratamiento pueden existir problemas graves. Algunos de estos problemas son:

  • Perforación (orificio) en el intestino.

  • Cicatrización o estenosis (estrechamiento) del intestino.

  • Problemas con la absorción de los alimentos y los nutrientes. (Esto puede suceder si se quita una porción grande del intestino).

  • Infección grave perturbadora.

¿Cuáles son los síntomas de la enterocolitis necrotizante?

Cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas generalmente se presentan en las primeras dos semanas y pueden incluir lo siguiente:

  • Hinchazón o inflamación del abdomen (distención abdominal).

  • Los alimentos no pasan hacia los intestinos como es lo normal.

  • Líquido del color de la bilis (verdoso) en el estómago.

  • Movimientos del intestino con sangre.

  • Signos de infección:

    • Respiración que se detiene y se reinicia (apnea)

    • Ritmo cardíaco bajo

    • Letargo (pereza)

Los síntomas de la enterocolitis necrotizante pueden asemejarse a los de otras afecciones digestivas o problemas médicos. Siempre vea al proveedor de atención médica de su bebé para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la enterocolitis necrotizante?

El proveedor de atención médica de su bebé lo examinará para ver si tiene signos de una ECN. Puede que le recomiende una radiografía de abdomen, la cual puede mostrar si el intestino tiene una apariencia efervescente o si hay signos de aire o gas en las venas grandes del hígado. El aire también puede estar fuera de los intestinos en el abdomen. Puede que sea necesario insertar una aguja en la cavidad abdominal para ver si hay líquido intestinal en el abdomen. Eso es signo de que hay un orificio en los intestinos.

Tratamiento para la enterocolitis necrotizante

El proveedor de atención médica del bebé determinará el mejor tratamiento para su bebé según lo siguiente:

  • La edad de su bebé

  • Su salud general e historia clínica

  • Magnitud de la enfermedad

  • Tolerancia de su bebé a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Expectativas respecto de la evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Suspenderle la alimentación

  • Colocarle un tubo nasogástrico (TN) (desde la nariz al intestino) para mantener el estómago vacío

  • Darle al bebé líquidos y nutrición por vía intravenosa (IV)

  • Darle antibióticos para la infección

  • Tomarle radiografías frecuentes para verificar el progreso de la enfermedad

  • Darle oxígeno adicional o respiración mecánicamente asistida si el abdomen está tan inflamado de manera que interfiere con la respiración

  • Aislar al bebé (usando bata y guantes protectores) para evitar que se propague la infección que pudiese haber

Los casos severos de ECN podrían requerir:

  • Cirugía para retirar la parte afectada del intestino

  • Conexión de una porción del intestino a una ostomía (abertura en el abdomen)

  • Drenaje de la cavidad abdominal (peritoneal)

Prevención de la enterocolitis necrotizante

Dado que las causas exactas de ECN no son claras, la prevención es difícil. Los estudios realizados han encontrado que los bebés que solo se han alimentado de leche materna (en lugar de fórmula) tienen menos probabilidades de desarrollar ECN. Además, se recomienda comenzar con la alimentación luego de que el bebé se estabiliza e incrementar las cantidades de alimento paulatinamente.

Revisor médico: Louise Akin, RN, BSN
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith, RN, MSN, FNP, CCRC
Última revisión: 6/28/2013
© 2000-2015 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.